Los 10 mejores hoteles todo incluido de Viena - Voyage Privé

Nuestras ofertas

Los 10 mejores hoteles todo incluido de Viena


Sumario

Viena, la “Ciudad de los Palacios”, como también es conocida popularmente, es una de las capitales europeas más bellas y con más historia. Sin duda, los palacios de Schönbrunn, Belvedere y Hofburg, así como la Catedral de San Esteban y la Ópera Estatal son lugares de obligada visita. Una ciudad en la que hay que caminar, al menos, una vez en la vida.

En este sentido, la mejor forma de hacerlo es contratando uno de los viajes a Viena todo incluido. ¿El motivo? Apostando por esta modalidad de alojamiento, podrás centrarte solo en disfrutar. Aquí queremos ofrecerte nuestra mejor selección para echarte una mano a la hora de elegir.

Hoteles Voyage Privé todo incluido para Viena

Hoteles para Viena

Los hoteles todo incluido de la capital de Austria tienen una serie de características en común. La primera de ellas tiene que ver con su ubicación. Por lo general, se sitúan en el centro histórico o en sus inmediaciones y brindan conexiones rápidas con la mayoría de lugares de interés de la ciudad. De este modo, podrás estar en pocos minutos en ellos.

En este sentido, estos hoteles ofrecen traslados en autobús o coche privado hasta los monumentos más importantes. Incluso organizan excursiones guiadas que, en muchas ocasiones, no requieren del pago de un suplemento. En caso de que quieras alquilar un vehículo para moverte, dispondrás de una zona de parking en la que aparcar sin perder un minuto.

Sin embargo, lo más interesante de estos hoteles es su oferta gastronómica. Por norma general, cuentan con entre tres y seis restaurantes temáticos, es decir, especializados en distintos tipos de cocina. Los más frecuentes son los locales, italianos y mexicanos, pero también hay españoles, asiáticos y tailandeses. Muchos de ellos son de tipo bufé y ofrecen espectáculos de cocina en directo de la mano de chefs de prestigio.

Estos complejos también disponen de bares de cócteles y aperitivos, así como de terrazas chill out y discotecas. En todos estos locales podrás pedir casi lo que quieras sin tener que pagar nada. Solo hace falta que muestres la pulsera que te entregarán en recepción al camarero.

Escapada en Viena*

En cuanto al resto de las instalaciones, es habitual que los hoteles todo incluido de Viena dispongan de piscinas en la terraza, abiertas solo durante los meses de verano, así como de piscinas interiores climatizadas. También suelen contar con centros de spa y bienestar que ofrecen tratamientos de salud y belleza, así como salas de juegos e instalaciones deportivas de distinto tipo.

Por último, no podemos olvidarnos de las habitaciones, cuyo tamaño suele superar los 30 metros cuadrados. Cuentan con cuartos de baño de diseño, suelos de mármol y televisores de pantalla plana grande, así como con terrazas o balcones con vistas, aparatos de aire acondicionado y calefacción y camas king size. Son ideales tanto para escapadas en familia como para viajes románticos en pareja.

¿Por qué elegir vacaciones todo incluido en Viena?

Para responder con claridad a esta pregunta, lo primero que debemos hacer es definir el concepto de todo incluido. Y es que, aunque seguro has oído hablar de él en muchas ocasiones, tal vez no tengas claro qué significa o qué implica. En concreto, se trata de una modalidad de alojamiento que te permitirá disfrutar de todos los servicios e instalaciones del hotel en el que te hospedes de manera casi ilimitada.

Ir de vacaciones a Viena

Pero ¿por qué decimos de manera “casi ilimitada”? Muy sencillo. En algunos casos, los hoteles imponen ciertas restricciones. Sucede, por ejemplo, con los tratamientos de belleza y salud de los centros de spa y bienestar. También suelen quedar fuera del todo incluido las botellas premium de licores, de cava y de vino reserva, o el acceso a determinadas instalaciones deportivas (piscinas climatizadas, campos de golf, etc.). Eso sí, se brindan importantes descuentos a quienes se decantan por esta opción.

En cualquier caso, lo que sí podrás hacer durante todo el horario en que esté operativo el régimen todo incluido es comer y beber en sus restaurantes, bares y discotecas. También verás que cada mañana se repone el minibar de tu habitación.

Como es obvio, la modalidad todo incluido que ofrecen los mejores hoteles de Viena se traduce en una serie de ventajas. La más evidente es que, si no quieres, no tendrás que gastarte nada en comida y bebida. Por tanto, podrás organizar mucho mejor tu presupuesto y saber de antemano cuánto te vas a gastar.

Además, los hoteles todo incluido en Viena poseen un nivel de lujo y confort que, por lo general, es muy superior al del resto de los alojamientos de la ciudad. Esto queda patente tanto en sus habitaciones como en sus zonas comunes. Algo que pondrá su grano de arena de cara a que disfrutes de una estancia inolvidable. Finalmente, una razón no menor para elegir Viena es que es una excelente ciudad para conocer algunas vecinas notables, como Brno en la República Checa, Bratislava, la capital eslovaca, o Graz dentro de la misma Austria.

Ir de vacaciones a Viena

Sin duda, la forma más rápida y cómoda de llegar a Viena es en avión. Actualmente, hay varias aerolíneas que ofrecen vuelos diarios directos desde Madrid, Barcelona, Mallorca, Málaga y Alicante, entre otras ciudades de España. Según el caso, el tiempo de vuelo oscila entre las 2 horas y las 2 horas y 30 minutos. Cifras a las que tendrás que sumar entre 1 y 2 horas en función de si solo llevas una maleta de mano o si debes facturar equipaje, respectivamente.

Vacaciones todo incluido en Viena

Una vez que te encuentres en el aeropuerto, podrás tomar la línea de tren CAT que te llevará hasta el centro en poco más de 15 minutos. También puedes subir a un taxi o contratar un servicio de traslados de aeropuerto que te lleve directamente hasta la puerta de tu hotel.

Por su parte, también puedes llegar en tren desde Madrid o Barcelona, pero ya te adelantamos que la duración del viaje es muy extensa y resulta necesario realizar varios transbordos en ciudades como París o Berlín. Recuerda que en Austria la moneda oficial es el euro y que el huso horario es el mismo que en España.

  1. Voyage Privé
  2. Viajes de lujo
  3. Los 10 mejores hoteles todo incluido de Viena