Cruceros Transoceanicos - Voyage Privé

Nuestras ofertas

Cruceros transoceanicos

Visita lugares exóticos y playas paradisíacas con nuestros cruceros transoceanicos

No hay nada mejor para viajar que poder tener todo lo que deseamos: naturaleza, playas espectaculares, comida fabulosa y patrimonio histórico-artístico único. Esto es lo que nos ofrecen los cruceros transoceánicos, que nos permiten recorrer varias islas del Caribe y disfrutar de todas sus bellezas, desde la comodidad y el confort del barco.

Nuestra opinión sobre un crucero transoceánico

Los cruceros son una forma fantástica de recorrer el mundo, ya que te puedes desplazar mientras descansas y disfrutas del momento. A su vez, este tipo de viaje te permite visitar varios países, lo que lo convierte en una opción fantástica para cualquier tipo de viajero. Tanto si viajas solo, en pareja o en familia, como si quieres descansar, divertirte o explorar, este crucero es la elección más acertada y de la que no te arrepentirás.

¿Cuáles son las cinco mejores cosas que podremos hacer durante el crucero?.

  1. Relajarte en la piscina, jacuzzi o en la terraza mientras el barco está en marcha.
  2. Disfrutar de las excursiones por las ciudades que se pueden visitar con un guía turístico experimentado, lo que convertirá tu viaje en una experiencia inolvidable.
  3. Probar comida típica única en cada puerto que pises.
  4. Poder conocer el fondo marino, con actividades acuáticas o con un catamarán.
  5. Ver magníficas puestas de sol y paisajes envidiables durante todo tu viaje.

Algunos de los lugares que nos ofrece el Caribe

  • Barbados. Algunas de las experiencias de las cuales puedes disfrutar en esta antigua colonia es la exploración de los corales. Esto se encuentran a tan solo metro y medio de la superficie y se pueden ver en un catamarán. Pero no solo puedes observar los corales, sino también la fauna y flora marinas. También puedes visitar la cueva Harrison, con sus formaciones rocosas imperdibles y la capital de la isla, Bridgetown. En esta podrás pasear por sus calles y ver el Parlamento, el puente de Chamberlain y el museo sobre la historia de esta hermosa isla.
  • República Dominicana. Santo Domingo es un imprescindible en esta escala. Es la ciudad con ocupación europea más antigua de América y está reconocida por la Unesco como patrimonio de la humanidad. Es una mezcla del viejo y nuevo mundo, con fortalezas y palacios medievales que se mezclan con el ritmo trepidante de esta ciudad. Ademas, también cuenta con las famosas playas de Punta Cana y otras, no tan famosas, pero igualmente espectaculares, las de la península de Samaná. También es recomendable un viaje al parque nacional de los Haitises, una reserva natural.
  • Martinica. En la capital, Fort-de-France, es de visita obligatoria la catedral de St. Louis, ya que, a pesar de que es del s. XIX, es la séptima que se levanta en ese mismo lugar. También hay que visitar el parque de La Savane, el corazón de la ciudad, desde el que puedes llegar al Fort Saint Louis (1638) y la biblioteca Schoelcher. El monte Pelée también es una visita indispensable, desde su cima se puede ver toda la ciudad. Para relajarse, las mejores playas son La Couleuvre y Anse des Salines. Desde el pueblo de Saint-Pierre se tienen las mejores vistas del monte Pelée.
  • Bahamas. En Nasau, la capital de la isla, es donde hay más población. Es una ciudad fundada en 1656 y tiene mucho que ofrecer: Parliament Square (en donde está la biblioteca), Government House, Fort Fincastle, escaleras de la reina, Christ Church Anglican Cathedral y el Museo Pirates of Nassau. Aprovecha para disfrutar de las playas de isla, como Cabbage Beach, Junkanoo Beach o Cable Beach.
  • Santa Lucía. Esta pequeña isla independiente tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. En su capital, Castries, merece la pena visitar la hermosa catedral, Marigot Bay, desde donde se puede ver un paisaje espectacular en el que destacan los 2 pitones, dos montañas de forma triangular que son el símbolo de la isla. También hay que acercarse al jardín botánico de Diamond Falls y visitar el volcán de Soufrière.

¿Qué cruceros ofrecen este magnífico recorrido?

  • Cruceros Islas del Caribe. Estos incluyen el vuelo desde Madrid hasta Santo Domingo, donde empieza el recorrido. Se podrán visitar República Dominicana, San Martín, Antigua, Santa Lucía y Barbados. Hace paradas en las ciudades de Santo Domingo, la Romana, Philipsburg, Antigua, Santa Lucía y Barbados.
  • Crucero por Miami, Bahamas y Orlando. Este crucero empieza con un desplazamiento desde Madrid hasta Miami. Después se traslada a Nasau, en Bahamas, desde donde se coge el barco Enchantment of the Seas rumbo a CocoCay, Key West y los humedales Everglades de Miami. El viaje termina en Orlando, Florida.
  • Crucero esencia del Caribe. Este crucero de lujo nos lleva por los lugares más exóticos del Caribe. El viaje empieza en Fort-de-France, Martinica, desde donde saldrá el crucero hacia San Cristóbal, Anguila, Jost Van Dyke, Gustavia, Portsmouth, Les Saints, Port Elizabeth, San Jorge, Tobago Cays, San Vicente, las Granadinas y Santa Lucía.

Información práctica

En cuanto al clima del Caribe, hay que decir que sus temperaturas son cálidas todo el año, estando la media en 25°. En los meses más calurosos de verano, pueden llegar a 30°. Mayo es el mes con la temperatura más alta y enero el de la temperatura más baja. Otro detalle a tener en cuenta es que la época más calurosa es también la más húmeda; es decir, hay más precipitaciones.

En cuanto al presupuesto para este viaje, hay que decir que los precios variarán dependiendo del recorrido que elijas y de la época del año en la que vayas, aunque nosotros siempre ofrecemos paquetes con descuentos muy atractivos.

  1. Voyage Privé
  2. Viajes de lujo
  3. Cruceros transoceanicos