Viaje Isla de Tabarca - Voyage Privé

Viaje Isla de Tabarca

Viaje a la isla de Tabarca

La isla de Tabarca se encuentra situada a tres kilómetros del Cabo de Santa Pola y a once millas náuticas de la ciudad de Alicante. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Tabarca tiene una longitud aproximada de 1.800 metros y una anchura de unos 400 metros. Más que una isla, es un pequeño archipiélago, formado por Tabarca, el islote de La Cantera, La Galera y La Nao. En la actualidad cuenta con tan solo 51 habitantes.
La isla de Tabarca ha sido reconocida como Bien de Interés Cultural. En 1964 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico y en 1986 Reserva Marina del Mediterráneo y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Tabarca alberga una fauna y flora con especies únicas, que no se pueden encontrar en otras zonas del Mediterráneo. Además, tiene unas espectaculares aguas cristalinas. Todas estas características convierten a la isla en un auténtico paraíso marino.

Qué hacer en la isla de Tabarca

Pese a sus reducidas dimensiones, la isla de Tabarca ofrece al visitante enormes posibilidades para disfrutar de forma muy distinta en un entorno único, presidido por la belleza de sus cálidas aguas.

Practicar buceo o snorkel

Tabarca es la isla perfecta para practicar buceo o snorkel. Sus fondos marinos cuentan con abundante fauna y flora, que ofrecen un espléndido espectáculo, poblado de bancos de peces, algas y estrellas de mar, con una magnífica gama de colores. Si quieres practicar buceo o snorkel, dirígete a algunas de las calas de la isla, como la Cala de La Galera o la Cala del Francés.

Disfrutar del sol y la playa

Tabarca también dispone de su propia playa urbana, conocida popularmente como La Playita. La Playita está situada en el istmo que separa el pueblo del resto de la isla, y cuenta con muchos servicios para los bañistas: alquiler de motos acuáticas, sombrillas, hamacas y bicicletas. Esta playa está rodeada de chiringuitos en los que se puede comer o tomar algo tras un relajante baño en el mar. Otra playa, más pequeña, es la de la Caleta, que se encuentra ubicada junto al puerto.

Ir a la Cova del Llop Marí o Cueva del Lobo Marino

Se puede acceder a la Cova del Llop Marí nadando desde cualquiera de las calas cercanas o a través de un pequeño paseo en barco. Esta cueva se adentra hasta cien metros en el subsuelo de la isla y en el pasado albergó un grupo de focas monje e, incluso, leones marinos.

Qué ver en Tabarca

La isla de Tabarca fue declarada Bien de Interés Cultural debido a la mezcla que presenta su exuberante naturaleza con su belleza arquitectónica, dentro de un singular pueblo, que siempre ha mirado al mar. Solo tienes que dejarte llevar y recorrer la isla para descubrir el encanto de sus calles empedradas, las peculiares casas encaladas en colores vivos y la gracia de los distintos estilos arquitectónicos que conviven en plena armonía. Además, la isla está poblada de árboles de todo tipo, entre los que destacan las palmeras, así como de todo tipo de plantas y flores que emergen de los balcones de las casas tabarquinas. Si, además, quieres descubrir el conjunto histórico de la ciudad, no dejes de visitar los siguientes lugares:

El recinto amurallado de la isla de Tabarca

El recinto amurallado lo construyó Carlos III en 1769 para proteger la isla de los ataques de los piratas. Este recinto tiene tres puertas de estilo romano: la Puerta de San Rafael, la Puerta de San Gabriel y la Puerta de San Miguel. Algunos tramos están perfectamente conservados.

El Faro de la isla de Tabarca

El Faro de Tabarca fue construido en 1854 para que los barcos que pasaban pudieran esquivar las rocas y arrecifes que rodean la isla. Se encuentra situado en el páramo de El Campo y es uno de los más originales del Mediterráneo. Actualmente se utiliza como laboratorio biológico, para preservar la reserva marítima de la isla.

La Torre de San José

Esta singular construcción destaca por su puerta, que se encuentra a dos metros del suelo. Sirvió como prisión durante el siglo XIX. En su origen estaba rodeada por un foso, destinado a impedir la fuga de los presos.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

La iglesia de San Pedro y San Pablo, de estilo neoclásico, data del siglo XVIII y se alza con orgullo en la escarpada costa de Tabarca.

Museo Nueva Tabarca

El Museo Nueva Tabarca dispone de una sala audiovisual y una sala de exposiciones en el que se exhiben fotografías y planos de la isla de Tabarca.

Gastronomía de la isla de Tabarca

La isla de Tabarca es conocida internacionalmente por su extraordinaria oferta culinaria. El plato tradicional de la isla es el caldero. Consta de dos partes: pescado en caldereta acompañado de patatas y alioli, y el arroz que se elabora con parte del caldo en el que se ha cocinado el pescado. Se trata de un plato típico de los antiguos pescadores, en el que se aprovecha la extraordinaria calidad del pescado fresco que se captura en la zona. Además de esta especialidad tabarquina, también puedes disfrutar en la isla de otros platos deliciosos, como los calamares, los langostinos, la langosta, la paella y cualquier otra elaboración de arroz a base de pescado.

Qué opina el experto de Voyage Privé sobre este destino

Tabarca no es un destino más de sol y playa. La biodiversidad de la fauna, flora y aves marinas que alberga la isla la convierten en un tesoro único en el Mediterráneo. En Tabarca el viajero puede disfrutar del espectáculo de la naturaleza mientras se baña en aguas cristalinas. La isla ofrece, además, el vestigio de un rico patrimonio arquitectónico construido para evitar el ataque de los piratas, así como una de las mejores ofertas gastronómicas del Mediterráneo.

  1. Voyage Privé
  2. Viajes de lujo
  3. Viaje Isla de Tabarca