Viajes a Viena: Mejores Ofertas - Voyage Privé

Viajes a Viena: Top Ofertas


Sumario

Viajes a Viena : ¡ las mejores ofertas ! ⭐ Ofertas exclusivas de hasta el 70% de descuento: Vuelo+Hotel, Circuitos, Todo Incluido, Hoteles de Lujo...

Pasa unas vacaciones inolvidables en Viena

Viena, la capital de Austria, es la tierra natal de grandes compositores como Mozart o Johann Strauss, pero también una ciudad con historia y una increíble gastronomía. Además, está considerada la “ciudad más verde del mundo”, según una empresa consultora. Y es que Viena tiene más del 50% de zona verde y una buena calidad del aire. Algunos lugares que no te puedes perder son la Ópera de Viena, el Parlamento o el Hundertwasserhaus, un edificio muy original. Asimismo, muy cerca de este destino, está la bonita ciudad de Bratislava, la capital de Eslovaquia, a tan solo unos 80 km.

10 cosas que no te deberías perder en Viena

1. Catedral de Viena

Hotel Roomz 4*

Se encuentra en el mismo corazón de Viena. Está construida sobre los restos de una antigua iglesia románica y tiene trece preciosas campanas.

2. Museo de los Carruajes Imperiales

En este museo se encuentra el carruaje fúnebre de la emperatriz Sissi, además de carruajes de personajes tan importantes como Napoleón.

3. Stadtpark

Praga, Viena y Budapest

Es de los más antiguos de la ciudad. Lleva abierto desde mediados del siglo XIX y es uno de los favoritos de los vieneses. En él se encuentra la famosa estatua dorada de Johann Strauss.

4. Museo de Muebles Imperiales

Comenzó siendo un almacén de muebles de la familia imperial hasta convertirse en el museo actual. Muestra recreaciones de diferentes habitaciones del palacio.

5. El Palacio Schönbrunn

Se utilizó como residencia de verano de la familia imperial. Sorprende por su tamaño, su arquitectura, su belleza indescriptible y sus jardines.

6. Museo de Historia Natural

Ideal para los más curiosos. Tiene una sala dedicada a los dinosaurios y otra a los meteoritos. Aquí está la célebre "Venus de Willendorf", que data de hace unos 29 500 años.

7. Casa de Mozart

Casa en la que vivió el artista, junto con su familia, durante algunos años. Se dice que en esta vivienda escribió “Las bodas de Fígaro", entre otras obras.

8. Iglesia de San Pedro

Una de las más destacadas de Viena y de las más bellas. Te sorprenderás con su exuberante decoración y piezas escultóricas. Se construyó en el siglo XVII, sobre otra iglesia anterior.

9. Cripta de los Capuchinos

Visita ideal para los más románticos, pues aquí se encuentra la tumba de la emperatriz Sissi y del emperador Francisco José I, junto con otros personajes relevantes.

10. Museo Freud

Fue la casa en la cual Sigmund Freud vivió durante unos treinta años. En el museo se pueden ver objetos de uso cotidiano, libros, fotografías, muebles e incluso cartas.

¿Cuál es la mejor época del año para viajar a Viena?

La primavera y el otoño son muy buenas épocas para viajar a Viena por sus agradables temperaturas y también porque todavía hay pocos turistas. Sin embargo, si prefieres las altas temperaturas, el verano es la época indicada. Los días son más soleados, las temperaturas más elevadas y tienes más horas de sol.

Medios de transporte para llegar a Viena

Se puede llegar a Viena tanto en tren o en coche como en avión. El trayecto en tren y en coche es largo, pues desde Madrid son unos 2500 km y desde Barcelona, unos 1800. El avión es el transporte más rápido y cómodo. Desde Madrid hay vuelos directos que tardan solo unas 3 horas, mientras que desde Barcelona solo son 2 horas y 20 minutos.

¿Qué hotel elegir para mis vacaciones?

1. Hotel Altstadt Vienna

Hotel Altstadt Vienna 4*

Un hotel boutique en el centro de la ciudad. Su decoración es peculiar, elegante y atrevida. Cada habitación tiene su propio estilo y todas son muy espaciosas.

2. Grand Hotel Wien

Grand Hotel Wien 5*

Magnífico hotel de 5 estrellas en el centro de Viena. Destaca por su lujo y estilo elegante. Las habitaciones disponen de albornoces, zapatillas y de un set de café y té.

3. Hotel Roomz

Hotel Roomz 4*

Alojamiento vanguardista y muy acogedor con un diseño muy moderno. Ofrece gimnasio, periódicos en el vestíbulo y un estupendo desayuno buffet para empezar el día.

Nuestros consejos prácticos para ir a Viena

¿Cómo nos podemos desplazar por Viena?

Puedes ir a visitar a pie la mayoría de lugares de interés turístico. No obstante, lo habitual es moverse por la ciudad en bicicleta. El metro es otra opción, junto con el autobús y el tranvía. Por último, tienes la posibilidad de optar por el alquiler de un vehículo o scooter, con los que ganarás en libertad y autonomía.

Gastronomía típica de Viena

El wiener schnitzel, un plato vienés típico y de excelente sabor, es una exquisita carne rebozada que va acompañada de patata. El tafelspitz es otro plato de carne, pero este lleva verduras y especias. Sin embargo, si por algo es conocida Viena es por la sachetorte, una tarta de chocolate con un sabor extraordinario, y el apfelstrudel o pastel de manzana.

Viena: ¿qué presupuesto diario planificar para viajar allí?

Viena es apta para los viajeros low-cost y para otros con un presupuesto más elevado. El gasto medio diario oscila entre los 35 y los 60 euros. Las comidas pueden costar un mínimo de 15 euros diarios y la entrada a museos de pago entre los 10 y los 25 euros. Si quieres ahorrar en desplazamientos, opta por la bicicleta.

Flora y fauna vienesas

Viena está repleta de hermosos parques urbanos de gran tamaño. Si te adentras en la verdadera naturaleza vienesa, podrás divisar zorros, conejos o tejones. Tienes diferentes rutas de senderismo para explorar su flora y fauna. Asimismo, podrás pasear en barco para admirar su belleza o esquiar durante los meses de invierno.

Informaciones prácticas adicionales sobre este destino

No se recomienda cruzar los semáforos en rojo y tampoco se deben ocupar los carriles de las bicicletas si vas a pie. En esta ciudad prácticamente se puede pagar casi todo con tarjeta de crédito. No es obligatorio dejar propina, aunque lo habitual es dejar entre un 5 y un 10% de la consumición si estás satisfecho con el servicio.

Viajar a la capital austriaca que conserva toda la elegancia y riqueza de su pasado imperial.

Viena es un destino asociado, por la celebración del famoso concierto de Año Nuevo, a la música de Strauss, el vals y el Danubio azul. La antigua capital del imperio austrohúngaro nos traslada a otra época en cada uno de sus rincones. Hemos seleccionado las mejores ofertas de hoteles de lujo, a unos precios especiales, para que disfrutes de todos los atractivos vieneses durante tu estancia.

Ringtrasse: recorre en tranvía el anillo de la ciudad

En 1865 el emperador Francisco José I derribó las murallas que delimitaban hasta entonces el casco histórico de Viena para construir una avenida de escala imperial. Se trata de la Ringtrasse, bulevar del anillo, un circuito de 5,3 kilómetros de extensión perfilado en su recorrido por edificios firmados por arquitectos prestigiosos. La mejor manera de contemplarlos es cogiendo el tranvía. De esta manera pasarás y podrás parar en edificios imponentes tales como: la Ópera del Estado, el museo de Historia del Arte, el museo de Historia Natural, el Parlamento, el Ayuntamiento y la iglesia Votiva, entre otros.

Hofburg: visita el palacio de invierno de los emperadores

Al final de la Kohlmarkt Strasse se encuentra Hofburg que fue la residencia de invierno de los emperadores austrohúngaros. Se trata del palacio más grande de Viena y sus 240.000 metros cuadrados y 2.600 habitaciones conforman un increíble espacio donde no se escatima en detalles por ningún sitio. Dentro del mismo puedes contemplar en la planta baja una amplia colección de cuberterías de oro, vajillas y todo tipo de utensilios de menaje que pertenecieron al emperador Francisco José I y a la emperatriz Sisi. En la zona superior puedes visitar las estancias imperiales.

Prater: sube a la noria y contempla Viena

En 1766 este antiguo coto imperial de caza fue donado por el emperador José II a los vieneses. En la actualidad esta zona verde es un sitio de recreo muy popular que está atravesado por la avenida Hauptallée, de 5 kilómetros de longitud. Dentro de este inmenso parque se encuentra la Riesenrad, una gigantesca noria de hierro que se construyó en 1897 y que tiene una altura de 65 metros. Una vuelta en esta mole de 430 toneladas dura 20 minutos y ofrece unas vistas completas de Viena. Si puedes subirte al atardecer disfrutarás de la cuidad mientras anochece cuando se iluminan los edificios más importantes.

Viaja hasta la antigua capital del imperio austrohúngaro y disfruta de las ofertas que hemos seleccionado para ti.

  1. Voyage Privé
  2. Viajes de lujo
  3. Viajes Viena